Enfoque de proyectos

Better Consultants ha creado su propia metodología Pragmatic®, que recoge la experiencia de generaciones de profesionales en la aplicación de estándares de referencia en el ámbito de la planificación estratégica y sistemas de información.

Nuestra metodología se ha enriquecido progresivamente a lo largo de más de 25 años de experiencia. Las mejor práctica profesional has sido la directriz en la que se ha apoyado para asegurar que los proyectos obtienen resultados óptimos y se ejecutan en los plazos previstos.

Metodología

Nuestra metodología Pragmatic® recoge la experiencia de generaciones de profesionales en la aplicación de estándares de referencia en el ámbito de la planificación estratégica y sistemas de información, entre los que destacamos:

MÉTRICA, editada por el Ministerio de Administraciones Públicas, para el diseño,desarrollo, construcción, implantación (y mantenimiento de sistemas de información incluyendo buenas prácticas de ITIL.

PMI y Six Sigma para la Gestión de Proyectos y Control de Calidad.

Magerit para la gestión de riesgos,

ISO27000 para la gestión de seguridad, y más concretamente, capítulo 8 de la ISO27002/17799 correspondiente a buenas prácticas en el desarrollo y mantenimiento de sistemas de información

Factores Clave

Nuestra metodología se ha desarrollado a partir de diversas premisas:

Dar respuesta a sistemas de información críticos, con afectación a un gran número de usuarios y transacciones e importantes volúmenes de información.

La seguridad es un pilar básico, y en este sentido la propia infraestructura aporta herramientas y mecanismos de control, seguimiento y auditoría adecuados

El rendimiento es un aspecto clave que pueden condicionar una aplicación en este tipo de entorno. En las etapas de diseño se decide, en función de la lógica de negocio, si estamos ante una necesidad que debe resolverse a través de procesos online o batch.

En las grandes organizaciones, el coste de llevar a cabo las acciones correctivas sobre sistemas de información que ya están en producción, son  más elevados (en esfuerzo, plazos, y coste económico).

Las tareas de dirección, seguimiento y control de calidad son transversales en cualquier tipo de proyecto, con independencia de la tecnología que se use.

El enfoque Scrum se ha convertido, de facto, en un estándar para aplicar las mejores prácticas en proyectos de implementación de nuevas arquitecturas, en los que se exige un alto nivel de flexibilidad y de capacidad de anticipación de resultados.

El enfoque Scrum nos permite asegurar el máximo valor añadido para el cliente, aportando siempre máximo nivel de productividad y calidad.

Enfoque Scrum

A diferencia del enfoque tradicional, en el que hay que conocer y entender perfectamente el conjunto de requerimientos a desarrollar desde el inicio del proyecto, el modelo Scrum se apoya en la secuenciación de entregas parciales, de forma permanente y regular a lo largo del proyecto.

Cada entrega es plenamente funcional e incremental respecto a las anteriores, de forma que se dispone de los primeros resultados de forma rápida. Estos resultados parciales permiten contrastar el producto con las expectativas del cliente a lo largo de todo el proyecto, pudiendo introducir modificaciones o nuevas funcionalidades de acuerdo con las prioridades del cliente.

Scrum está especialmente indicado para proyectos en entornos complejos, donde se necesita anticipar los resultados, donde los requisitos son cambiantes o poco definidos, donde la innovación, la competitividad, la flexibilidad y la productividad son factores clave del éxito.

Better Consultants ha aplicado con éxito la metodología Scrum en numerosos proyectos de desarrollo de software tanto en el ámbito de la Administración Pública como del sector privado, logrando en todos los casos:

  • Una mejor adaptación del producto a las necesidades del cliente
  • Una reducción del calendario para disponer de resultados (mejor time to market)
  • Una reducción sensible del riesgo del proyecto